Iglesia Evangelica de Avila

Qué hacemos

Qué hacemos

Iglesia Evangélica de Ávila - Qué hacemos

Los primeros cristianos perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el Partimiento del Pan y en las oraciones (Hechos 2:42). Nuestros cultos intentan reflejar esa misma experiencia:

- Mesa del Señor: Los domingos, a las 11:00. Es el culto central de la congregación y en él adoramos a Dios cantando, orando y leyendo pasajes de la Escritura. El culto culmina con la participación del pan y del vino, tal como el Señor Jesús y los apóstoles encargaron: 1ª Corintios 11:17-34.

- Predicación del evangelio: Los domingos a las 18:00 nos juntamos para escuchar una predicación, que suele ser una explicación del evangelio, aunque no siempre.

- Culto de oración: Los viernes a las 20:30 pm nos reunimos para orar a Dios, agradecerle sus bendiciones y pedirle por nuestras necesidades y las de otros.

Comunión

Iglesia Evangélica de Ávila - Comunión

Entendemos que la iglesia no es un sitio al que uno va, sino un cuerpo al que uno pertenece como miembro. Por eso la vida de iglesia no se reduce a cultos, sino que compartimos mucho más.

Aprovechamos para tener compañerismo muy a menudo y los domingos pasamos todo el día juntos, comemos en el local de la iglesia.

Oramos unos por otros y por otras personas, y para ello tenemos un boletín de oración semanal en que recogemos las peticiones y las respuestas a nuestras oraciones. Recurrimos unos a otros en nuestros problemas y necesidades y procuramos también compartir nuestras alegrías y bendiciones.

Tenemos comunión con otras congregaciones afines a la nuestra en muchos lugares de España y del extranjero. Cada 1º de mayo nos reunimos con otras Iglesias Evangélicas de Castilla y León, y ocasionalmente acudimos a otras convenciones en Galicia, Cataluña y Madrid. No tenemos comunión, sin embargo, con Iglesias como la Católica, que entendemos se han apartado de la enseñanza del evangelio, y no somos partidarios de ecumenismo.

Niños

Iglesia Evangélica de Ávila - Niños

Los niños son muy importantes para nosotros. Tenemos muchos y por ellos damos gracias a Dios constantemente. Alegran a los mayores de la congregación y mantienen alerta a todos los demás.

Oramos por ellos y les enseñamos lo que hemos creído, pero en última instancia respetamos su propia decisión y evitamos la coacción como forma de evangelismo. De hecho no los bautizamos hasta que ellos lo piden, cuando ya son adolescentes y pueden tomar decisiones consecuentes.

¿Qué hacemos con los niños?

Tenemos clases bíblicas para ellos cada domingo a las 18:00

Les contamos relatos de la Biblia, aprenden canciones y versículos, todo con el fin de transmitirles los valores y principios de la fe cristiana.

Actos públicos para niños en verano, con títeres, música y trucos.

Campamentos. En la segunda quincena de agosto y en algunos fines de semana especiales durante el año.

Excursiones.

Programa de Navidad.

Jóvenes

Iglesia Evangélica de Ávila - Jóvenes

Ellos tienen su propias reuniones de estudio bíblico todos los sábados a las 17:00, no faltando las excursiones y convivencias cada vez que sus obligaciones se lo permiten

Mujeres

Iglesia Evangélica de Ávila - Mujeres

Los sábados a las 17:00 tienen una reunión donde además de tomar un café juntas, comparten algo en la Palabra de Dios.

Música

Iglesia Evangélica de Ávila - Música

Una faceta importante de nuestro culto a Dios y de nuestra comunión como iglesia es el cántico. Tenemos un himnario con 700 canciones más antiguas y otro con 500 cánticos más modernos. Tenemos buenos músicos en la iglesia, e intentamos hacer como decía el apóstol: "Hablad entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones".

"En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia" (Proverbios 17:17)
"En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia" (Proverbios 17:17)

Compartir

Encuestas

¿Con qué frecuencia lee la Biblia?
Todos los días
Casi todos los días
Algunas veces
Muy pocas veces
Nunca